Madre e hija durmiendo
El destete es una parte natural de la lactancia

Cuando estaba embarazada, leer relatos de parto fue una de las cosas que más me ayudaron a prepararme para el nacimiento de mi hija.

La teoría está muy bien pero leer las vivencias de otras madres en primera persona, sus emociones, sus dudas, sus ideas, sus errores y sus aciertos, qué lamentaban, qué atesoraban, cómo las había marcado… eso sólo se puede transmitir cuando alguien se toma su tiempo, abre su corazón y se expresa con sus propias palabras.

Acompañando a mujeres en el fin de sus lactancias, he pensado a menudo en lo mucho que las ayudaría tener testimonios del paso de otras mujeres por ese proceso.

Si la lactancia es solitaria, el destete lo es todavía más. Muchas mujeres hemos hecho tribu con las compañeras de preparación al parto o con las mamás de la guardería. Hay fases en las que es fácil sentirse sincronizada con ellas, que en el grupo haya varias criaturas pasando por lo mismo al mismo tiempo. Pero el destete es tema a parte. Hay criaturas que son destetadas al nacer y otras que se destetan solas a los 7 años (o más). Hay destetes que se producen de un día para otro y otros que se alargan durante meses. Así de grande es el abanico de posibilidades. Es perfectamente posible que cuando destetes, seas la única madre de tu entorno que esté viviendo ese proceso. Incluso en los grupos de apoyo (donde, por si no lo sabías, atendemos también el destete), de 10 madres, una o ninguna acude para recibir ayuda con el fin de su lactancia.

Los relatos pueden ayudar a paliar esa sensación de soledad. Todas las experiencias son válidas.

Compartiendo tu relato, puedes romper esa distancia de espacio y tiempo y conectar con otra madre que se siente sola en su proceso, para empoderarla, inspirarla, tranquilizarla o advertirle.

A través de este formulario puedes hacerme llegar uno o varios relatos de destete para participar en una recopilación anónima y sin ánimo de lucro:

Puedes compartir una historia de relato parcial (nocturno, diurno, reducción) o de un destete total o toda la historia de vuestro destete, no hay límite de duración para el relato. Puedes enviar un relato por cada destete que hayas vivido ya que muchas veces la experiencia es muy distinta con una criatura que con otra.

Comparte si conoces a madres que han destetado e invítalas a compartir su experiencia.

Clica para compartir tu relato de destete

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.