Este es un grupo de trabajo sobre el destete,
para proporcionar a las madres un espacio seguro
donde obtener apoyo moral, información e ideas.

Este grupo de soporte es un servicio gratuito exclusivo para las madres que han realizado el taller Destete con buen sabor de boca (sujeto a disponibilidad de plazas). De forma excepcional, durante la crisis de la COVID-19 y hasta que los grupos de apoyo a la lactancia reinicien su actividad, las plazas que no se cubren al finalizar el taller, se ofrecen a cualquier madre que lo necesite aunque no haya realizado el taller (lista de espera se confecciona según el orden de inscripción).

Y es que el confinamiento está poniendo a prueba la relación de muchas madres con sus pequeños. Estar 24h al día con una criatura lactante estresada, angustiada y aburrida puede ser muy duro y muchas madres necesitan acabar con sus lactancias o al menos ponerle límites.

Los momentos de cambios o de malestar no suelen ser el mejor momento para destetar pero hay madres que van a hacerlo aunque sea solas, sin apoyo, por alguno de estos 3 motivos:

  • Porque necesitan destetar para mantener su propia salud física y/o mental.
  • Porque hay circunstancias ineludibles que no permiten posponer el destete. 
  • Porque el confinamiento les da más tiempo, paz, apoyo y/o capacidad de atención que nunca y en su caso es en realidad el momento ideal para hacerlo.

Sea cual sea tu motivo, vuestro fin de la lactancia debería ser amoroso,
dejar buen sabor de boca, abrir nuevas formas de relación con tu hij@.
Como el parto o la instauración de la lactancia,
debería dejarte con sensación de triunfo y complicidad con la criatura.

Dónde: virtual, a través de Zoom. También hay la opción de incorporarse al grupo de whatsapp para mantener el contacto entre semana.
Precio: Gratuito
Horario: viernes de 16:00 a 17:30h

2 Comentarios

  1. Después de 20 meses de una lactancia súper exitosa con mi pequeña, decidí que ya era el momento de empezar a destetarla. Necesitaba dormir y descansar y haciendo colecho era imposible, así que decidimos destetar por la noche. No tenía mucha idea de cómo hacerlo sin que fuera un trauma para ninguna de las dos, así que gracias al grupo de destete entendí mejor el proceso y me dio herramientas para llevarlo a cabo, así como sobretodo seguridad y confianza en la toma de decisión. Después de cada reunión salía fortalecida y al escuchar los testimonios de las compañeras, te sientes comprendida y piensas “pues tampoco lo estoy haciendo tan mal”. En menos de una semana ya se dormía con su padre sin el pecho, y a la semana ya dormía casi del tirón, (Yo dormía en otra habitación). Así que animo a cualquiera que se encuentre en esa situación de querer destetar, pero no estar segura o no saber cómo hacerlo, a que se una a este grupo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.